Qué son las IEO, las nuevas ICO

Las ICO movieron millones en 2017 y ahora los exchanges quieren una parte del mercado. Ahora las casas de cambio le ofrecen a las startups organizar Initial Exchange Offering (IEO), una herramienta similar pero que se ejecuta dentro de un exchange y le permite a los proyectos listar su token apenas finaliza la venta.

Cómo funcionan las IEO

Las Ofertas de Exchange Iniciales no son gestionadas por las startups, sino por las casas de cambio. Esto le facilita el trabajo a los desarrolladores ya que no necesitan implementar canales de pago. A su vez, los exchanges suelen quedarse con una parte de los tokens emitidos y están incentivados a ejecutar campañas de marketing para difundir los nuevos tokens que salen al mercado.

A diferencia de las ICO, no cualquiera puede realizar una IEO. Son los exchanges quienes deciden qué proyectos son dignos de lanzarse en su plataforma y suelen cobrar altas comisiones a cambio de su sello de aprobación.

Al igual que la mayoría de las ICO, en las IEO también suelen definir precio inicial de los tokens, oferta a ser distribuida y límites de emisión.

Les va demasiado bien

Ya son varios los grandes exchanges que implementaron plataformas para ejecutar IEO. Binance tiene su Launchpad, Bittrex su plataforma internacional de IEO, KuCoin tiene Spotlight y OKEx también desplegó Jumpstart.

En Binance, hoy el principal jugador del mercado de las IEO, cada vez son más los proyectos que participan del Launchpad. Matic Network, uno de los últimos proyectos en emitir su token a través del exchange, puso su token a la venta a US$ 0,00263. Hoy el token MATIC cotiza a US$ 0.02 y los inversores obtuvieron casi ocho veces lo que pusieron. El token de BitTorrent, proyecto adquirido por Tron, también se lanzó en el Launchpad y hoy el token vale 13 veces lo que durante su IEO.

Nuevos problemas

A pesar de que los números parecen indicar que el nuevo modelo funciona, la llegada de los exchanges al mercado de las ICO también presenta nuevos inconvenientes.

Por lo general, no cualquiera puede participar de las IEO. En los distintos exchanges solo una parte de los usuarios tiene el privilegio de participar de la venta inicial. Si bien algunos intentan dejarlo al azar usando un sistema de sorteo, continúa habiendo un público que llega antes al token y se beneficia de las subidas de precio iniciales. Cabe destacar que los exchanges siempre están dentro de este grupo.

La cuestión regulatoria es otro punto a tener en cuenta. A diferencia de las ICO, donde la venta se realizaba directamente entre los desarrolladores y los inversores por medio de pagos en cripto y sin intermediarios, en las IEO hay empresas reguladas en el medio. Desde la SEC, la comisión de valores de los Estados Unidos, ya señalaron que las plataformas que no estén registradas “enfrentarán problemas en los Estados Unidos” y remarcaron que si existe un emisor o un comprador estadounidense, se considera que operan dentro del mercado del país.

Los exchanges ponen en juego su reputación a la hora de listar tokens en sus plataformas de IEO. Si bien se trata de grandes marcas, estos “sellos de confianza” no aseguran el éxito de los proyectos y en un mercado tan volátil como lo es el de las criptomonedas, los inversores tienen que seguir haciendo sus propias investigaciones.

Si bien las IEO se presentan como una solución a la locura de las ICO que le generó pérdidas a la mayoría de los inversores, suena contradictorio incorporar más intermediarios a un segmento donde lo que se busca es eliminarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *