Qué es el Halving y cómo afecta el precio de Bitcoin

El 20 de mayo del 2020 tendrá lugar un evento que podría disparar el precio de Bitcoin hacia nuevos récords. Quienes están desde hace algunos años en el ambiente tienen bien en claro el impacto que tuvo en el pasado, pero para los nuevos inversores resulta un tema nuevo. Los traders ya tienen los ojos puestos en el próximo Halving.

El Halving de Bitcoin

A diferencia del dinero tradicional que emiten los bancos centrales, la emisión de Bitcoin está determinada por un algoritmo. Solo habrá un máximo de 21 millones de bitcoins y estos se emiten cada 10 minutos, cada vez que un minero resuelve el problema matemático requerido por la red. Los problemas son tan complicados que aún las computadoras diseñadas únicamente para resolverlos se toman su tiempo y consumen una enorme cantidad de energía.

Los mineros deben gastar electricidad para resolver estos problemas, pero no es una colaboración altruista, lo hacen porque la red Bitcoin les paga bitcoins al hacerlo.

Al principio, la red pagaba 50 bitcoins a los mineros que encontraban la solución al problema y generaban un nuevo bloque. Pero con el tiempo la red paga cada vez menos y hoy la recompensa es de apenas 12,5 bitcoins y el año que viene serán solo 6,25 bitcoins.

Esto se debe a que cada aproximadamente cuatro años o exactamente 210.000 bloques ocurre el Halving y los premios para los mineros se reducen a la mitad. Los últimos dos Halvings redujeron la emisión y dispararon el precio.

Qué esperar del próximo Halving

Los Halvings tienden a tener efectos positivos a largo plazo. Si se generan menos bitcoins, la escasez los vuelve más valiosos. Eso sí, no ocurre de un día para el otro, es un largo proceso.

Al ver los gráficos históricos, el precio de Bitcoin suele tener grandes movimientos un año después de cada Halving. La primera vez saltó de US$ 11 a US$ 1.100 y luego cayó hasta los US$ 220. La segunda, pasó de US$ 230 a US$ 20.000 en diciembre del 2017, para luego caer a US$ 4.000.

Sin embargo, ambos precedentes tuvieron sus particularidades. En 2013 era la primera vez que pasaba y nadie sabía qué esperar. En 2017, un año luego del segundo halving, también se dio el auge de las ICO que arrasó con el mercado.

Es imposible predecir qué va a pasar luego del 20 de mayo del 2020, pero los datos pasados indican una clara correlación entre los halvings y la alta volatilidad en el precio. Si bien falta, 2021 podría ser otro año fuerte para el criptomercado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones