¿Qué es CeFi y por qué es importante?

Autor: Diana Aguilar.

Algo muy común en la experiencia de las personas que se vuelcan al mundo de las criptomonedas es comenzar usando plataformas similares a las que ya conocen en el sistema financiero tradicional. Estas plataformas que operan de forma parecida a bancos digitales, pero con criptomonedas, entran en lo que llamamos “sector CeFi” o de finanzas centralizadas, pero ¿por qué son tan importantes para los usuarios de criptomonedas?

¿Qué son las finanzas centralizadas?

El concepto de CeFi o finanzas centralizadas no es algo nuevo. Se podría decir que son el puente entre los sistemas financieros que ya manejamos en nuestra vida diaria y los servicios que podemos encontrar en el mercado de las criptomonedas.

Estas plataformas ofrecen productos y servicios con muy pocos cambios a lo ya conocido por las personas bancarizadas, y es por esto que resultan tan sencillas de utilizar. En esencia, una CeFi es una empresa que, de forma similar a un banco, administra, regula y protege tus fondos, pero en vez de trabajar con dinero fiat (dólares, pesos, etc.) usa criptomonedas (bitcoin, Dai, ether, etc.) para ofrecer sus servicios.

De esta forma, a diferencia de los servicios del ecosistema DeFi (de “finanzas descentralizadas”), donde los usuarios confían en que la tecnología se encargará de hacer cumplir las reglas y condiciones para proteger y permitirles manejar sus criptomonedas, en CeFi los usuarios depositan su confianza en una empresa. Como mencionamos anteriormente, Buenbit es una empresa CeFi ya que combina sus servicios con criptomonedas con un esquema centralizado.

CeFi, tu boleto fuera del sistema tradicional

Al servir como el puente entre los sistemas financieros y bancarios tradicionales y un nuevo nivel en la economía digital, la creciente industria de las finanzas centralizadas sirve como una opción amigable para los nuevos usuarios de criptomonedas. Esto se debe no solo a la similitud en el tipo de servicios que ofrecen las empresas CeFi y los bancos, sino que además ayudan a construir confianza en los procesos que involucran criptomonedas, ya que hay un ente que se encarga de proteger nuestros fondos por nosotros.

Si bien el objeto principal del uso de criptomonedas es la independencia del sistema tradicional, los servicios ofrecidos por este tipo de empresas centralizadas sirven como un peldaño más en la escalera hacia la autonomía total de los usuarios sobre sus fondos e información personal, usualmente manejada por los bancos.

Para comenzar a utilizar una CeFi, el proceso es básico. Como sus operaciones son reguladas por una empresa, el proceso de verificación de datos conocido como KYC (Know Your Customer, “conoce a tu cliente”) es la regla, por lo que deberemos tener a mano nuestros documento personales, incluyendo foto y justificación de ingresos. Luego de esto, podremos proceder a emplear los servicios ofrecidos por nuestro “criptobanco”.

¿Qué tipos de empresas CeFi existen?

Las empresas CeFi normalmente se caracterizan por proporcionar servicios que le permiten a sus usuarios generar ingresos pasivos mediante diferentes opciones de inversión controlada.

Entre los tipos de CeFi que existen podemos encontrar:

  • Intercambio centralizado (CEX): Son plataformas de comercio con criptomonedas que mantienen el control de la plataforma y que le ofrecen a sus clientes la protección de sus fondos. Un ejemplo de este tipo de plataformas es Buenbit, donde nos enfocamos en ofrecer opciones de intercambio de bitcoin y la criptomoneda estable Dai para facilitar la inversión y el ahorro con criptomonedas.
  • Criptobancos: Son plataformas que ofrecen servicios bancarios y trabajan con criptomonedas, con la posibilidad de otorgar financiamiento a sus clientes y operar en diferentes jurisdicciones bajo el estatus de institución bancaria. 
  • Lending: En este caso, hablamos de empresas que emiten servicios exclusivamente para realizar préstamos con criptomonedas a sus clientes e incluso mantener sus fondos con porcentajes de interés a corto, mediano y largo plazo.
  • Mercados predictivos: Los servicios financieros dedicados a la inversión se extienden a la posibilidad de apostar por la ganancia en criptomonedas basada en acontecimientos futuros.
  • Wallets o billeteras de criptomonedas: Tal como suena, estos son servicios donde las empresas proveen una opción de resguardo de fondos donde el ente centralizado está encargado de la administración, regulación y operaciones de la plataforma donde tenemos resguardados nuestros fondos.

Estos son tan solo unos ejemplos de la adaptabilidad del uso de criptomonedas a servicios financieros comunes, un área donde cada vez más empresas están tomando el puesto de la banca tradicional. 

Si bien por su carácter centralizado pueden generar más confianza en el usuario al tener un ente específico que se encarga de regular las operaciones de la plataforma, es importante recordar nuevamente que este tipo de servicios sirven como un trampolín al mundo de posibilidades que ofrece la industria de servicios financieros con criptomonedas. 

En este nuevo paso más allá de los controles de los Estados y la banca, las CeFi nos proporcionan un vistazo controlado al futuro de la economía digital. Asimismo, al igual que cuando empleamos cualquier tipo de servicio financiero, debemos investigar e informarnos apropiadamente sobre las plataformas que forman parte de este ecosistema antes de confiarles nuestros fondos.