Proof-of-Work vs. Proof-of-Stake

La red Bitcoin basa su seguridad en un sistema Proof-of-Work, pero no es la única alternativa para asegurar la inmutabilidad de una blockchain. Los algoritmos de consenso Proof-of-Stake se presentan como una alternativa. ¿Cuáles son las ventajas de cada uno y qué hay que tener en cuenta a la hora de invertir?

Pruebas de trabajo

Una prueba de trabajo se genera cuando un minero resuelve un problema matemático complejo y recibe el crédito por agregar un bloque verificado a la blockchain. Estos problemas se destacan porque no existe una forma eficiente de encontrar la respuesta. Por lo tanto, los mineros deben intentar adivinar la respuesta. Lo hacen probando combinaciones con computadoras y para esto gastan enormes cantidades de energía.

Lo interesante de las pruebas de trabajo es que las respuestas al problema son literalmente pruebas de que ese minero invirtió recursos reales en la red. La minería PoW no es “ineficiente”, sino que está diseñada para obligar a cualquier que quiera alterar la red a invertir una altísima cantidad de recursos.

Proof-of-Stake

A diferencia de la minería PoW, en las redes con algoritmos Proof-of-Stake los mineros toman posiciones dentro de la red y necesitan congelar valor en esta para obtener el derecho a la verificación de bloques. A priori, las redes Proof-of-Stake parecen ser más accesibles, cualquiera puede comprar tokens y convertirse en un minero. No es necesario desarrollar hardware especializado para participar.

Al igual que existe una gran variedad de algoritmos de hasheo que pueden ser implementados en los sistemas PoW, existen diferentes clases de algoritmos PoS. Algunos proyectos como EOS, Lisk y Tron optaron por un algoritmo de PoS delegado (DPoS), donde quienes tienen tokens los usan para votar quiénes tendrán el privilegio de verificar bloques. Lamentablemente esta clase de consenso tiende hacia la centralización del poder y por lo tanto gran parte del ecosistema los rechaza. Otros proyectos optaron por dejar que cada nodo con tokens tenga la posibilidad de votar al ser elegidos al azar por la plataforma.

Invertir en Proof-of-Stake

Para los inversores que no están dispuestos a comprar máquina e invertir a largo plazo en un proyecto, las redes Proof-of-Stake presentan una alternativa interesante. Pueden invertir en la moneda de la red, stakearla y empezar a generar ganancias. Cuando quieran irse, simplemente las descongelan y se van. Si piensan que van a necesitar los fondos en el corto plazo, los inversores deben investigar cómo es el proceso de staking y descongelamiento de la red en la que planean invertir. Redes como la de Decred requieren que las monedas estén congeladas hasta por cuatro meses antes de liberarlas.

También es importante recordar que las ganancias se dan en la moneda de la red. Así, una red que ofrece un retorno del 50% anual puede resultar en ganancias mucho menores si la moneda pierden gran parte de su valor como está sucediendo con muchas altcoins ahora que Bitcoin se cayó del soporte de los US$ 10.000.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones