¿Multiplicar por 4 mis ahorros? Así funciona el interés compuesto

Autor: Diana Aguilar.

En el mundo de las finanzas descentralizadas comúnmente escuchamos de servicios ligados directamente a la inversión y ahorro con criptomonedas. Entre los conceptos más repetidos dentro de estos servicios se encuentra el interés compuesto, mencionado como uno de los beneficios más importantes de monedas estables como Dai. Así que hoy definamos ¿qué es el interés compuesto y cómo podemos beneficiarnos de esto?

¿Qué es el interés compuesto?

En el mundo de las inversiones tradicionales, el interés compuesto es, puesto de forma simple, la generación de intereses sobre intereses a partir de un capital inicial. Por ejemplo, cuando deseamos pedir un crédito, el interés compuesto es el monto añadido a nuestra deuda tras cierto plazo de tiempo. 

Asimismo, cuando decidimos comenzar a invertir en alguna acción o activo, dependiendo del servicio que empleemos y del valor de nuestra inversión en el mercado, los fondos que hayamos destinado a este proceso generarán intereses cada cierto tiempo, es decir, cierto porcentaje de dinero en el mismo activo.

El interés compuesto es una herramienta comúnmente utilizada en servicios financieros y bancarios, como por ejemplo en cuentas de ahorro empleando dinero local como dólares o euros. Si nos fijamos en un ejemplo sencillo, si tenemos 100 dólares en un cuenta que genera el 10% de interés compuesto anual, tendremos 110 dólares al final del año si no tocamos nuestros fondos. Esto continúa en los años siguientes e incrementa exponencialmente la ganancia neta: si en el primer año 10% de 100 dólares dieron 10 dólares ganancias, para el segundo año 10% de 110 dólares serán 11 dólares de ganancias.

Calcular el interés compuesto es posible mediante una fórmula sencilla. Lo que haremos es tomar nuestro capital inicial o la cantidad de dinero que deseamos invertir, la tasa de interés anual y el tiempo que tenemos planteado mantener nuestra inversión. 

Así que con estos elementos nuestra fórmula se ve así:

Capital final = Capital inicial x (1+Porcentaje de interés) ^Años

De esta forma, lo que hacemos es tomar nuestra capital inicial y multiplicarlo por la suma de 1 más la tasa de interés anual elevado al período de tiempo que dejaremos durar nuestra inversión. 

Nuevas alternativas

En el caso del ahorro e inversión con criptomonedas, sigue siendo posible aplicar la misma fórmula para el interés compuesto que emplearíamos para un servicio bancario. Asimismo, en la medida que nos familiarizamos con los beneficios y porcentajes de interés que ofrece cada proyecto en el ecosistema, somos capaces de comenzar a tomar decisiones de inversión mejor planeadas e inteligentes.

Por ejemplo, en el caso de la moneda estable Dai, es posible alcanzar hasta un 9% de rendimiento, lo cual no es poco. De hecho, es importante comprender lo competitiva que es esta cifra comparada con resultados financieros de grandes fondos de inversión e índices bursátiles, los cuales continúan acaparando la mayor parte de la atención del público inversor en la actualidad.

De esta forma, tomemos el caso del índice Nasdaq 100, el cual rastrea el rendimiento de las 100 empresas tecnológicas más importantes del mundo. Invertir en esta bolsa provee actualmente 1,75% de rendimiento a 10 años. En este caso, este monto es significativamente menor a lo que podemos generar con Dai en un solo año.

Así que ahora digamos que nos lanzamos a la pileta y decidimos invertir 1000 dólares en Dai por el plazo de diez años. Empleamos la fórmula del comienzo y calculamos:

Capital Final = 1000 dólares x (1 +0.09 de rendimiento)^10 años

Capital Final = 1000 dólares x (1.09)^10 años

Capital Final = 2.367 USD

Vos mismo podés probar la potencialidad del interés compuesto con esta herramienta llamada calculadora de interés compuesto. En ella podés agregar en principio un capital inicial, luego aportaciones anuales (por si quieres sumar más dinero a la bolsa anualmente), la cantidad de años a evaluar, la tasa de interés (por ejemplo, un 9% anual), la cantidad de interés compuesto por año (1 por defecto), y al dar toque en “Calcular”, tendrás el resultado del capital final.

También debemos recordar que incluso si decidimos invertir otro tipo de moneda menos valorada, como es el caso del peso, al estar apostando por una criptomoneda estable como Dai, la cual es el equivalente a un dólar digital, estamos ahorrando en un activo incluso mejor que el dólar.

Ahorro inteligente

De esta forma, podemos darnos cuenta de la apuesta por las herramientas financieras digitales como las stablecoins nos sirven para generar rendimientos superiores a mediano y largo plazo, facilitando en gran manera la introducción al mundo de las inversiones.

Si deseas comenzar a dar tus primeros pasos en este ecosistema financiero, siempre debes mantenerte informado de cómo tomar decisiones responsable con tus fondos. Como ya hemos comentado antes, esto es una parte fundamental del ahorro inteligente con criptomonedas.

Si quieres aprender más sobre la potencialidad de Dai y las inversiones que podés hacer con él, te recomendamos el BuenPodcast episodio 5. Allí desgranamos varias opciones de ahorro e inversión con Dai en el ecosistema DeFi y CeFi. También lo podés escuchar en Spotify y Google Podcast.