Las claves de las transacciones con DAI: qué significa el concepto de “gas”

Cada criptomoneda tiene su propio funcionamiento, la operatoria y las condiciones varían según con la cripto que elijas, ya que, cada una funciona en su propia red. Cómo es el proceso en DAI y cómo interviene el “gas”, ¡te lo contamos acá!

Cada criptomoneda funciona de manera particular con procesos diferenciados, pese a que casi todas tienen en común la utilización de la tecnología Blockchain. Así, cada cadena de bloques posee su propia estructura de transacciones.

En el caso de DAI, sus transacciones se procesan en la Blockchain de Ethereum. Ellas son una parte fundamental dentro de la red, ya que permiten que se concreten las operaciones con la moneda en cuestión. La cadena de bloques está diseñada para garantizar que se puedan realizar, validar y añadir de forma segura al registro, que funciona como un estado contable en el que se deja constancia de todas las transacciones que se llevan a cabo.

La plataforma funciona a través de “Ethereum Virtual Machine”, un conjunto de ordenadores interconectados que ejecutan las operaciones, las cuales contienen, entre otros datos, la siguiente información: el receptor del mensaje, la firma digital que identifica al emisor y la cantidad de fondos que se transfieren desde la cuenta del emisor a la del receptor. 

Las transacciones no se efectúan de forma gratuita: se necesita un consumo eléctrico y un determinado tiempo para realizar el trabajo. Por eso, Ethereum introdujo el concepto de “gas”, que se asemeja al combustible que necesita un automóvil para desplazarse por una autopista particular y llegar al destino final. Al igual que un automóvil, las transacciones con DAI requieren de gas para ejecutarse. En este sentido, actúa como un costo que se debe abonar por el tiempo de uso y los recursos que se emplean por cada operación. 

En otras palabras, se paga por el gasto que le insume a Ethereum procesar las transacciones. Así, las operaciones incluyen en el registro, además, el campo Gas limit (el límite de gas), que indica el gas que se precisa para un determinado número de pasos computacionales que permiten ejecutar la operación. Generalmente, el mismo software calcula de forma automática una estimación de la cantidad de gas necesaria para llevar a cabo la transacción. 

Algunos conceptos sobre el “gas” antes de seguir

A veces es fácil perderse en el léxico específico de las criptomonedas. Muchos términos suelen usarse como sinónimos (aunque no lo sean) y, en general, suenan como salidos de la ciencia ficción, pero, en realidad, con una explicación simple, podemos ir incorporándolos en nuestro vocabulario poco a poco. Vemos ahora algunos conceptos más, que son pertinentes para el tema que estamos tratando acá. 

Otro campo importante es el Gas price (precio del gas), que representa el valor máximo que se desea pagar por cada paso computacional. Cabe aclarar que el gas no es un criptoactivo en sí mismo, de hecho, no vale nada, y, por lo tanto, no se puede cobrar. La cantidad de gas utilizado en una transacción tiene un precio equivalente en Ether (ETH), que es la criptomoneda nativa de Ethereum. 

En concreto, pensemos en la unidad más pequeña de Ether, llamada wei, como un céntimo. Se necesitan muchos wei para hacer un Ether: 10^18, para ser exactos.

10^9 wei es un gwei. Gwei es la unidad más común cuando se habla de gas (costes de transacción). En vez de decir que tu coste de gas es 0.000000001 ether podemos decir 1 gwei.

Finalmente, podemos afirmar que el valor del gas es de 1 Gwei, que equivale, asimismo, a la multiplicación del Gas limit y Gas price, lo cual da como resultado el costo total de la transacción. 

Aspectos clave del gas en DAI

El concepto se puede comparar con el uso de los kilovatios para medir el consumo de electricidad. En Ethereum, realizar tareas tiene un costo. Si la transacción que se desea llevar a cabo urgentemente requiere un mayor uso de recursos, hará que el número de gas aumente, y viceversa. El gasto computacional dependerá, entonces, de la dificultad de la tarea o de la rapidez con la que se procese.

El gas en las transacciones con DAI se implementó con varias finalidades. Por un lado, la intención es retribuirles a los mineros su trabajo por validar las operaciones y que sea rentable para ellos realizar esta labor, teniendo en cuenta el equipamiento que necesitan (el hardware y sus gastos relacionados, como la electricidad) y el tiempo que invierten en esta tarea.

Por otro lado, el gas protege a la red del “spam”. Al exigir que se pague por cada operación realizada, la plataforma se asegura de no procesar transacciones en vano. Esto ayuda a que la red sea más ligera, ya que no se almacena información inútil en la Blockchain. Por otra parte, se busca evitar que malintencionadamente se sature. De esta manera, se deberá abonar la utilización del sistema y los recursos por la cantidad de transacciones que se pretendan realizar. 

Si para la operación se requiere más gas de la cantidad máxima indicada, la ejecución será abortada. Para transaccionar con DAI, el usuario debe precisar el precio que está dispuesto a pagar por cada unidad de gas. La indicación de este valor es imprescindible, ya que determinará que un minero esté dispuesto a procesar la transacción antes o después de otras, de acuerdo con el importe que se quiera abonar.

Una vez realizada la transacción, los retiros de DAI son inmediatos: luego de que se selecciona el monto y la billetera a donde se enviarán los fondos, la extracción es un proceso ágil. Cabe aclarar que Ethereum tiene que validar la operación en su Blockchain y precisa 30 confirmaciones, un proceso externo a Buenbit.

La mejor herramienta para medir la congestión de la red de Ethereum

Cada vez que vayas a hacer un envío con DAI o cualquier otro token de la red de Ethereum, te recomendamos visitar la página web gasnow.org, en donde podrás ver en tiempo real el nivel de la congestión de la red con respecto a los precios del gas que se están pagando en la actualidad, aquí te contamos cómo interpretar estos números:

  • Slow: es el valor del gas mínimo que debería tener tu transacción para que pueda ser confirmada en el día, la web alerta que podrá confirmarse en un tiempo mayor a 10 minutos.
  • Standard: como su nombre lo indica, es la tarifa estándar o mediana para que se pueda validar tu transacción en un tiempo prudente, con una demora aproximada de 5 minutos.
  • Fast: si tu transacción es urgente y quieres que se confirme más rápido, deberás utilizar la cifra recomendada Fast para el valor de tu gas, esto hará que se pueda validar en pocos minutos y hasta segundos en el mejor de los casos. La web sugiere utilizar este valor para transacciones que requieran demoras de aproximadamente 1 minuto.
  • Rapid: es el valor de gas a utilizar que dará la confirmación más rápida de todas sin malgastar dinero, sugerida según la web para confirmaciones de 15 segundos.

¿Cómo saber si hay congestión o no en la red de acuerdo a los valores de gasnow.org?

  • Red en estado normal: cuando la red está normalizada y no hay congestión, los valores de Slow, Standard y Fast en la web rondan los valores de 20, 30 y 50 respectivamente y aproximadamente. Por debajo de esos valores, se considera una red aliviada y por lo tanto las transacciones se validan con mayor facilidad.
  • Red en congestión: cuando la red está empezando a entrar en estado de congestión, los valores de Slow, Standard y Fast rondarán los valores de 70, 80 y 100 respectivamente y aproximadamente. A partir de ellos y en tiempos actuales, se considera una red en congestión y las transacciones pueden empezar a retrasarse si no tienen el gas adecuado.
  • Red con mucha congestión: si los valores de Slow, Standard y Fast superan el patrón explicado en el punto anterior, se considera que existe una congestión muy alta. Los envíos de DAI y otros tokens se ven fuertemente afectados por comisiones altas y a su vez, los que hayan quedado rezagados con valores de gas bajos, deberán esperar a que se alivie dicha congestión para llegar a su destino.