La pandemia acelera la adopción de criptomonedas como resguardo de valor

Se han registrado cifras que dejan de manifiesto los beneficios de las stablecoin como resguardo de valor. Aquí, un pantallazo sobre el comportamiento del mercado cripto en los últimos días.

El PBI mundial podría disminuir hasta un 40 % en el segundo trimestre de 2020. En este escenario, la estabilidad del sector fintech desempeñará un papel vital en el nuevo contexto económico, según la consultora McKinsey, quien destaca particularmente el crecimiento de los medios de pagos y de remesas mediante criptomonedas. En 2019, las perspectivas de desarrollo del sector eran del 6 %; ahora ya se prevé un 10 %.

En tanto, uno de los referentes de la ONG Bitcoin Argentina explica que, mientras los gobiernos están imprimiendo moneda para poder solventar la crisis financiera que se ha disparado recientemente (Estados Unidos, por ejemplo, ha inyectado 6 trillones de dólares para afrontar los desafíos económicos que se avecinan), Bitcoin es el único sistema que hará lo contrario como consecuencia del halving inminente.

En la Argentina, se estipula que el 1,5 % de la población ya invierte en criptomonedas. Con respecto a Bitcoin, por ejemplo, se estima que la comunidad de usuarios supera los 400.000. Buenos Aires, por su parte, representa el segundo mayor ecosistema de monedas virtuales del mundo según un relevamiento de Forbes. Y a raíz del aislamiento dispuesto por el Gobierno y con los bancos funcionando de manera reducida, cobraron incluso mayor fuerza los canales virtuales y los medios de pagos electrónicos. En el caso de  las operaciones cripto se triplicaron en marzo con respecto a enero.

Mariano DiPietrantonio, Community Lead para LATAM de DAI, comentó que “en su volumen total a nivel mundial, el crecimiento de las stablecoins como mercado pasó de u$s4.000 millones a u$s6.500 millones en las dos últimas semanas de marzo. Fue el aumento más rápido de la historia en volumen para el mercado de monedas estables, siendo DAI la que más incrementó en la región de América Latina”. Y dentro de ese crecimiento, Latinoamérica ha jugado un rol protagónico.

Este desarrollo se vincula con la creciente demanda global de dólares, que tiene un lógico acompañamiento por parte de las criptomonedas asociadas a su valor y las posibilidades de uso que ellas ofrecen. Por ejemplo, según el último informe de TokenIsight (2020, abril), en el primer trimestre de 2020, el volumen de negocios de $2 trillones del mercado de derivados de criptomonedas superó en un 314 % la media del mismo trimestre de 2019. Además, TokenInsight prevé que el volumen de trading será más del doble del mercado al contado durante lo que resta de 2020.

Asimismo, recordemos que la stablecoin DAI se lanzó en diciembre de 2017. Durante 2019, el volumen comercializado de ella creció por arriba del 1.000 %. Es decir, al margen del impacto de la pandemia actual, el uso de esta cripto venía demostrando un crecimiento exponencial, que ahora simplemente se ha acentuado. El avance en el uso de estos activos es tal que las plataformas de compra, venta y uso de criptomonedas debemos mejorar nuestra tecnología periódicamente para garantizar un servicio óptimo.

En conclusión, en momentos de incertidumbre que apuntan a una contracción del mercado, los inversionistas dejan de correr riesgos y optan por refugiarse en valores estables y tradicionales. En el caso argentino, esto toma más sentido por la rápida pérdida de valor de la moneda local frente a monedas más fuertes como el dólar o el euro. Así, las criptomonedas han comenzado a ser, finalmente, las nuevas protagonistas.

Aunque la realidad es que no solo las criptomonedas, con las stablecoin a la cabeza, están siendo utilizadas como valores refugio, pues el oro, que por siglos ha sido el valor refugio por excelencia, también ha tenido un repunte. La diferencia es que, por primera vez, el metal precioso se enfrenta con un contrincante que posee varios atributos que él no tiene, sobre todo, uno muy particular: liquidez inmediata.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones