Inmutables: por qué decimos que las blockchains no se modifican

Bitcoin se posicionó como una reserva de valor experimental pero “infalible”. No existen los bitcoins falsos y los registros no pueden ser modificados. Cómo funciona la tecnología blockchain y cómo permite la existencia de dinero completamente digital e independiente de la confianza.

Qué es una blockchain

Las blockchains son estructuras de datos que almacenan registros de transacciones y proveen seguridad, transparencia y descentralización. Es una progresión lineal de bloques y no existe una autoridad central que pueda modificarla. Son registros completamente abiertos a cualquiera que quiera participar de la red. Lo más interesante es que una vez que una pieza de información es registrada en una blockchain, resulta extremadamente difícil y costoso cambiarla.

Cada transacción está asegurada por una firma digital que prueba su autenticidad. Gracias a la encriptación y las firmas digitales, los datos almacenados en una blockchain no pueden ser modificados sin dejar rastro.

La tecnología Blockchain permite que todos los miembros de una red lleguen a un acuerdo, lo que se conoce como consenso. Todos los participantes tienen una copia de la blockchain y concuerdan en cuál es el estado de la misma. Si alguien quiere engañar a alguien, todos pueden revisar en sus propias copias para detectar cualquier maniobra deshonesta. Esto a su vez hace que un atacante deba modificar no uno, sino miles de registros ubicados en diferentes partes del mundo, lo cual resulta imposible en la práctica.

La primera implementación exitosa de la tecnología es Bitcoin, la criptomoneda inventada en 2009 por Satoshi Nakamoto.

Cómo funciona

Cada bloque en una red blockchain guarda algo de información junto a un hash, que funciona como firma, del bloque anterior. Los hashes son códigos únicos que pertenecen a un bloque específico. Si la información en el bloque se modifica, el hash también debería modificarse. La conexión de bloques mediante sus hashes únicos es lo que hace que una blockchain sea segura.

Mientras las transacciones se registran en una blockchain, los distintos nodos de la red validan estas transacciones. En la blockchain de Bitcoin, a estos nodos se los conoce como mineros y usan un concepto llamado Proof-of-Work o pruebas de trabajo para procesar y validar las transacciones. Para que estas sean válidas, cada bloque debe tener una referencia al hash del bloque anterior. Si alguien cambia un bloque, el hash no va a coincidir con el del original.

Cualquier cambio que se intente hacer a una blockchain puede ser fácilmente detectado.

Las blockchains son completamente abiertas y cualquiera puede descargar una copia y modificarla, pero no pueden alterar el consenso. Todos sabrán que alguien lo modificó.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones