Generación Bitcoin: la adopción es una cuestión de edad

¿Vale de algo ser millonario en un juego? Depende del juego y de quién lo juegue. Si todos nuestros amigos están ahí, entonces lo vale. Con Bitcoin y las distintas criptomonedas pasa algo similar: su valor no depende de un colateral, sino de la comunidad donde funciona.

A excepción de algunas clases de stablecoins, los criptoactivos como Bitcoin no tienen detrás reservas de oro o dólares que respalde su precio. Se trata de una tecnología que permite crear activos digitales escasos con cualidades que lo hacen aún mejor que el dinero tradicional; más cómodo, más seguro, menos basado en la confianza.

Teniendo esto en cuenta, la adopción juega un papel fundamental a la hora de intentar predecir el precio futuro de estos activos. Para que más personas puedan almacenar más valor usando esta clase de tecnología, es necesario que el precio que están dispuestos a pagar por una unidad aumente. Esto llevó a distintos analistas a buscar cuáles son los sectores más propensos a adoptar las criptomonedas en el futuro cercano.

Una de las frases más asociadas a la nueva tecnología es el concepto de “inclusión financiera”, que propone desarrollar infraestructura y servicios financieros para incorporar a gran parte de la población mundial que hoy no tiene una cuenta bancaria. Pero hay otro grupo que podría tener aún más impacto que los no bancarizados en la adopción de la tecnología.

Ellos son el futuro

Existe un segmento que ya viene usando monedas digitales hace años: los jóvenes. Desde los más chicos, que nacieron con un celular en la mano y hoy dan sus primeros pasos en el mundo del gaming de la mano del Fortnite, hasta la generación Millennial que vivió el boom de Internet en primera persona y hoy agradece que su banco tenga una aplicación móvil, todos ellos son los usuarios de criptomonedas del futuro.

La adopción masiva podría llegar no al incluir a más personas en el sistema financiero, sino simplemente al desbancarizar a los más jóvenes. Es que ellos y los bancos ya tienen una pésima relación. Según un estudio publicado por Edelman en octubre del 2018 ─un mal año para los mercados de criptoactivos─ el 77 por ciento de los Millennials siente que el sistema financiero tradicional está “diseñado para favorecer a los ricos y los poderosos”. 75 por ciento teme que el sistema sea hackeado y perder su información personal. Pero más grave aún, el 77 por ciento piensa que es cuestión de tiempo para enfrentar otra crisis financiera mundial.

De la misma forma que los videojuegos llevaron a muchos chicos y chicas a interesarse por la electrónica, el software y la tecnología en general, Bitcoin y las criptomonedas está siendo la puerta de entrada a las finanzas para toda una generación. Actualmente, este segmento tiene apenas una fracción de los ahorros que atesoran sus padres y abuelos. Pero hoy una buena parte ya participa del mercado laboral y está comenzando a ordenar sus finanzas. Según el estudio de Edelman, el 25 por ciento ya tiene criptomonedas, el 31 por ciento está interesado en usarlas y uno de cada cuatro cree que la tecnología blockchain ayuda a tener un sistema financiero más seguro.

Una generación como esta, tan acostumbrada a las interfaces intuitivas y las transacciones instantáneas, pone la vara muy alta para la industria financiera. De no cumplir con sus expectativas, serán ellos los que impulsen la adopción masiva de las criptomonedas al elegirlas como una alternativa al lento sistema tradicional.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones