El dinero es solo la primera app, ¿qué sigue?

La red Bitcoin es conocida principalmente por su moneda digital nativa, el Bitcoin, pero como lo explica el especialista en sistemas distribuidos y educador cripto Andreas Antonopoulos, “la moneda es solo la primera aplicación”. Cuál es la promesa detrás de una red que resuelve el problema de la confianza en internet sin depender de terceros.

Nuevos servicios

El precio del Bitcoin sigue siendo el principal atractivo para los especuladores y los medios. Es que si bien la tecnología está atravesando un proceso similar al que se vivió con el auge de Internet ─donde al principio eran pocos los usuarios y la experiencia del usuario era pésima─, la red de redes no tenía un indicador que agregue el valor de toda la industria. Bitcoin tiene un precio y a muchos ojos puestos en si ese número sube o cae. Pero el precio no sirve para medir el avance de la tecnología.

En los 10 años que pasaron desde que comenzó a funcionar, Bitcoin incorporó múltiples servicios adicionales para los usuarios de la moneda: se implementó SegWit para incluir más transacciones por bloque, la red de canales de pagos Lightning provee transacciones inmediatas y ultra-económicas, y la comunidad se organizó para proveer nuevos servicios de privacidad como CoinJoin y Ricochet.

El hecho de tener dinero que puede ser programado no solo permite digitalizar y descentralizar los viejos servicios financieros, sino también crear soluciones que antes no existían. Un claro ejemplo de esto es el “streaming de dinero”, es decir, el envío de dinero en tiempo real. Las transacciones instantáneas de Lightning permiten crear sistemas que le transfieran dinero a una persona por segundo. Con esto podría cobrarse el consumo de video por segundo, pagarle a los trabajadores por cada segundo trabajado en un proyecto y otros conceptos que el sistema bancario tradicional no puede hacer realidad.

Optimizando la confianza

A los nuevos servicios financieros que ofrece y ofrecerá Bitcoin se le suman otra clase de mejoras a distintas soluciones relacionadas a la confianza, la transparencia y la trazabilidad.

BitGive es la fundación que desarrolló el sistema GiveTrack, una plataforma que permite a cualquier organización sin fines de lucro procesas donaciones con total transparencia y publicar los resultados de sus proyectos en tiempo real. GiveTrack aprovecha la tecnología de Bitcoin para darles a los donantes la tranquilidad que requieren para contribuir con distintas causas al saber cómo se está usando su dinero y qué están logrando con este.

Microsoft también comenzó a explorar las posibilidades que ofrece Bitcoin más allá de la moneda. La empresa ya está desarrollando un sistema de identidad descentralizada que permitiría en el futuro iniciar sesión en distintas plataformas a través de una firma digital de la red Bitcoin. Así, los usuarios no tendrán que depender de ellos, Google u otras plataformas centralizadas para acceder de forma sencilla a distintos servicios.

Hoy la tecnología todavía se encuentra en una etapa donde el principal desafío es crear nuevas y mejores herramientas para que más y más desarrolladores hagan realidad sus ideas. Esto significa que la adopción todavía está lejos y que aún son pocos los casos de uso exitosos. A medida que la base de la pirámide de desarrolladores crezca, crecerá la industria de las apps.

Bitcoin no es solo dinero. Sobre la blockchain puede registrarse cualquier cosa, pero todo tiene un costo y hoy es sumamente alto. A medida que la tecnología avance, más y más proyectos podrán hacer uso del registro descentralizado más seguro del mundo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones