Conocé qué hay detrás de una transacción de bitcoins

¿Sabés cuánto puede tardar una transacción de bitcoin y por qué? Acá te explicamos el paso a paso que se debe cumplir para que tus bitcoins lleguen a destino. 

Con el crecimiento de las finanzas digitales, algunas tareas que antes tomaban dos o tres días ahora se realizan al instante. Eso hace que esperemos que cualquier acción financiera que hagamos, y más si es online, suceda ya

¿Pero qué pasa cuando tenemos que esperar? Nos preocupamos muy rápido y hay quienes hasta invocan a Satoshi Nakamoto, o bueno, quizá no tanto, pero sí, ¿cómo puede ser que el proceso se demore tratándose de una nueva y revolucionaria tecnología financiera?

Para entender esa demora, veamos en esta entrada entonces qué sucede exactamente cuando hacemos una transacción en bitcoins y otras criptomonedas, paso por paso, y además respondamos, por qué no, qué tan segura es esta tecnología de finanzas totalmente descentralizadas y privadas. Vayamos por parte.

La descentralización es la primera pista

Las criptomonedas, con bitcoin a la cabeza, son sencillamente sistemas de finanzas descentralizadas, P2P (par a par, por su significado en inglés), que no son controladas por terceros, por lo que quien tiene este dinero digital es realmente su dueño, sin intermediarios como bancos centrales, públicos o privados. Hasta acá, bastante simple, ¿verdad?

Además, casi todo lo que se hace con las cripto queda grabado en la famosísima cadena de bloques, o sea, la blockchain. Y ahí vemos la confirmación de cada transacción, que, una vez aprobada, no se puede modificar de ninguna manera. 

Esta transacción es justamente el movimiento de la moneda digital que existe en la red y cuyo valor es dictado por las leyes del mercado y la confianza de quienes son parte de dicha red. 

¿En qué se sostiene esa confiabilidad? La da la blockchain ni más ni menos, que, para simplificar, funciona como un sistema de contabilidad inviolable. Pero sí, siempre existen salvedades: en este caso, se trata del tiempo que puede demorar la transacción. Te lo contamos mejor abajo.

Las distintas partes de una transacción

Cada transacción de criptos está formada por varias partes. La primera es el input o entrada, que —al menos en bitcoin— constituye una referencia a una transacción anterior: este es el origen de los fondos que van a moverse. Puede haber varias entradas hasta llegar al importe necesario. 

La siguiente parte es el output o salida, que, obviamente, es el destino de esas monedas digitales, pero que también puede incluir otra dirección, donde se envía lo que sobra de la dirección anterior. 

Ahora nos resta profundizar en dos partes más: una es el fee o la comisión por la minería, es decir, lo que hay que pagar para que la red realice la transacción; este número puede variar dependiendo del estado de la red: sube cuando las personas quieren que sus transacciones vayan más rápido y la red está congestionada, lo mismo que sucede en una ruta.

Y por último, la otra es el TX ID o identificador de transacción, que básicamente es una etiqueta única e irrepetible que diferencia la transacción en cuestión de todas las otras. 

La pregunta del millón: ¿por qué se demora una transacción?

Técnicamente hablando, la demora en la transacción es una parte constitucional de cómo está armando el sistema. En los principios, las confirmaciones de una transacción de bitcoin tardaban 10 minutos y eran gratis, pero, con el aumento del uso, comenzó a cobrarse una comisión para apoyar a los mineros (y también para evitar el uso inadecuado).  

Y hay otro punto clave: la transacción se propaga de inmediato, pero después hay que validarla para verificar que no exista un “doble gasto”. Los exchanges realizamos esta comprobación entre tres y seis veces antes de aceptar que la transacción es válida, lo que quiere decir que la comprobación, en el caso de bitcoin, puede tomar hasta una hora. En otras monedas, tarda menos, pero siempre existe la demora. 

Ahora bien, quizá escuchaste hablar del “doble gasto”. ¿Qué es esto? Se trata de la versión cripto de una falsificación de moneda física, es un ataque que le permitiría a un ciberdelincuente usar las mismas monedas varias veces, utilizando para su beneficio la descentralización de bitcoin. Una cripto puede ser clonada si no se efectúan los controles necesarios.

Acá te dejamos una lista de lo que se tarda en validar (aproximadamente) las transacciones de algunas de las monedas digitales más conocidas:

  • Bitcoin: cada validación toma 10 minutos y requiere cuatro validaciones. Tiempo total: 40 minutos. Y puede tomar más tiempo en ocasiones, al ser la cripto más famosa y, por ende, la más utilizada.
  • Bitcoin Cash: también tarda 10 minutos, pero se necesitan seis validaciones. Tiempo total: una hora.
  • DAI: la validación toma 10 segundos, pero hacen falta 30. Tiempo total: seis minutos.
  • Ether: igual que DAI.
  • Litecoin: en este caso, toma unos 2,5 minutos y hacen falta seis confirmaciones. Tiempo total: 15 minutos. 
  • Ripple: se hace de forma casi instantánea. 

Bitcoin y paciencia, divinos tesoros

Aunque puede resultar poco simpático para las personas más ansiosas, hay que saber que el tiempo de espera es un beneficio para el usuario, porque es una medida de seguridad que permite chequear que nadie se quede con lo que es nuestro. Reformulando el famoso refrán de Sun Tzu, el maestro chino escribió que escribió El arte de la guerra, “La paciencia es la virtud del bitcoiner”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *