¿Cómo usar un explorador de la Blockchain para conocer el estado de tus transacciones?

Ya sean operaciones con DAI o con Bitcoin, existe una manera de hacer un seguimiento y rastrear su status. Te contamos cómo hacerlo paso a paso. 

Cada criptomoneda funciona de manera distinta, con procesos diferenciados. Pese a que casi todas tienen en común la utilización de la tecnología Blockchain, cada cadena de bloques posee su propia estructura.

Las transacciones son una parte esencial de su funcionamiento, ya que representan la columna vertebral de todo el sistema de pago criptográfico y son las que nos permiten usar nuestro dinero de forma rápida, segura y sencilla.

En Bitcoin, las transacciones representan el envío de bitcoins entre varios usuarios que usan la red, que quedan archivadas dentro de la Blockchain de Bitcoin. En el caso de DAI, se procesan en la Blockchain de Ethereum. La cadena de bloques está diseñada para garantizar que se puedan realizar, validar y añadir de forma segura al registro, que funciona como un estado contable en el que se deja constancia de todas las transacciones que se llevan a cabo.

Exploradores de la Blockchain: qué son y para qué sirven 

Existen distintos exploradores de la Blockchain que permiten conocer en qué estado se encuentra una transacción. Son una herramienta fundamental para plataformas de exchange, traders y usuarios, puesto que sirven para hacer un seguimiento y verificar el estatus de una operación rápidamente.

Estos exploradores son como “el Google de las criptomonedas” porque, en esencia, son sitios web que funcionan como motores de búsqueda. Recopilan la información y la formatean con un lenguaje sencillo para que, vos como usuario, la puedas interpretar con facilidad. 

Mediante la data que recolectan de los nodos, suministran información en tiempo real, aunque también se acceden a detalles de antiguas transacciones. Los exploradores más sofisticados incluso contienen gráficos con estadísticas que demuestran la progresión de una transacción.  

Cómo funcionan los exploradores: paso a paso

Algunos tienen una estructura más compleja que otros, pero todos son similares. Los pasos a seguir no difieren mucho entre la variedad de los que existen. 

La mayoría comparte elementos, como una barra de búsqueda en donde se puede pegar una dirección, un número de hash, el número de transacción para iniciar el proceso y el total de operaciones no confirmadas. Todos deben mostrar un feed de la actividad más reciente en la red y buscar transacciones, bloques y direcciones sin dificultad.

Veamos un ejemplo. Primero, hay que asegurarse que la plataforma utilizada sea compatible con la Blockchain donde se realizaron las transacciones. En muchos de estos sitios, se configura el idioma y la navegación se puede hacer en español. 

Cuando ingreses al explorador, debería aparecerte una vista parecida a esta, donde podrás encontrar arriba una barra de búsquedas y debajo un resumen de datos, que incluye un gráfico de tarifa promedio actualizado, la tasa de hash estimada, la dificultad de minería, la cantidad de transacciones realizadas en las últimas 24 horas, el volumen de transacción y otros datos que posiblemente te resulten interesantes. 

A continuación, aparecerá un panel de últimos bloques y otro de transacciones. En el primero, la información está ordenada en columnas por criterios como altura, minado, minero y tamaño. ¿Qué significan? La altura hace referencia al número de bloque real, que se cuenta desde el primer bloque o el bloque “génesis”. El minado muestra cuándo se creó el bloque, mientras que el minero se refiere a quién fue el responsable de él. El tamaño del bloque está expresado en bytes.

El segundo panel incluye columnas como hash, tiempo y cantidad, que ordenan las últimas transacciones. El hash es un identificador individual de la transacción. El tiempo es la hora a la que ocurrió la transmisión. La cantidad revela el valor que se envía, expresado en dos monedas: Bitcoin y dólares estadounidenses. 

Si en la barra de búsqueda del explorador se ingresa el número de hash de un bloque, deberá aparecer el siguiente resumen, por caso:

Aquí vemos algunos datos: la transacción aún no fue confirmada, la fecha de recepción fue hoy a las 12.26 horas, el tamaño de la operación es de 189 bytes con un peso de 756 bytes. También se incluye otra información como el bloque, el total de entrada y salida, las comisiones y el valor de la transacción.

Los principales exploradores  

Los exploradores más usados en la actualidad son varios. Para Bitcoin, uno de los más populares es Blockchain.com, dado que posee una interfaz fácil de utilizar, un verificador de bloques, un panel de transacciones, un gráfico de tarifa promedio actualizado, la tasa de hash actual, la dificultad de minería y otros datos relevantes. Este fue el explorador que usamos para el paso a paso citado anteriormente.

Otros de los más empleados son Bitcoin.com y Blockcypher, para la cripto homónima. Ofrecen una interfaz sencilla que facilita la búsqueda de las transacciones y se puede usar un código QR para verificar la dirección de una billetera.

En tanto, Blockchair proporciona información sobre varias cripto, como Bitcoin, Ethereum, Bitcoin Cash, Ripple y Litecoin. Una de sus mejores características es la capacidad de buscar datos incrustados y almacenados en los bloques. Además, identifica transacciones con instrucciones o notas que agregaron en forma de texto a la Blockchain.

Otro que se suele usar con frecuencia es CoinMarketCap. Aunque su punto fuerte es la provisión de información relativa a la capitalización de mercado de las cripto, ofrece gráficos que ilustran el número de transacciones por bloque.

Para Ethereum, dos exploradores populares son Etherscan y Etherchain. Permiten acceder a una amplia gama de información y gráficos, similar a los que se encuentran en Blockchain.com. Una ventaja adicional para Etherscan es que puede filtrar las búsquedas por tokens ERC-20 y ERC-721 específicos, en lugar de tener que examinar toda la red para hallar las transacciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *