Cómo repercute el halving en el precio de Bitcoin

El 11 de mayo se produjo el tercero de estos eventos en la historia de la criptomoneda. Como consecuencia, podría generar un alza en su cotización, al igual que en los dos sucesos anteriores. ¿Cómo se comporta hoy el mercado y que podría pasar en los próximos meses con su valor? 

Mayo fue un mes clave para Bitcoin (BTC). Durante semanas, el mundo cripto aguardó, expectante, el último halving, que tuvo lugar el 11 de este mes. Fue el tercero en la historia, después de los acontecidos el 28 noviembre de 2012 y el 9 de julio de 2016.

Se trata de un evento programático establecido en el código subyacente a BTC desde sus inicios, que ocurre cada cuatro años, mediante el cual se reduce a la mitad el número de monedas que genera la red. Este mecanismo automático de corrección busca limitar el nivel de emisión y, por ende, el circulante, al disminuir la recompensa de los mineros por la creación de un bloque de criptoactivos (pasó de 12,5 a 6,25 BTC).

Se espera que el halving asegure la escasez de Bitcoin y mantenga, consecuentemente, en alza su cotización, al igual que lo ocurrido en los meses posteriores a los dos eventos anteriores.

Al comprimirse la oferta de nuevas unidades para apreciar su valor y evitar el riesgo de inflación, se espera que el fenómeno asegure la escasez de la moneda y mantenga, consecuentemente, en alza su cotización. Así ocurrió en los meses posteriores a los eventos anteriores y se proyecta que acontecerá lo mismo esta vez, aunque las circunstancias en las que sucede cada uno son distintas. De hecho, esta es la primera vez que un halving tiene lugar a la par de una crisis económica global.

El impacto sobre la cotización

La turbulencia derivada del Covid-19 afectó al mercado de capitales. Los inversores buscaron alternativas a las colocaciones tradicionales, y las cripto fueron una de las opciones más elegidas. En la cuarentena, las finanzas descentralizadas cobraron protagonismo no solo como alternativa de inversión, sino también en las transacciones diarias para evitar el uso de dinero físico (y así reducir riesgos de contagio por medio de los billetes). Según la ONG Bitcoin Argentina, las transacciones se triplicaron en marzo con respecto a enero de este año.

De igual modo, el volumen de búsquedas en Google de la keyword “bitcoin halving” se triplicó en comparación con los meses anteriores, de acuerdo con un estudio de Arcane Research. Esto significa que hubo un interés creciente de inversores y usuarios ajenos al ecosistema, quienes se interiorizaron sobre el fenómeno.

Asimismo, al igual que en los dos halving anteriores, hubo una compra especulativa en los días previos al 11 de mayo, lo que disparó la cotización. Aunque en el “jueves negro” del 12 de marzo BTC sufrió un desplome a causa del crash financiero del 50 % y llegó a valer u$s 3.800, luego de alcanzar u$s 10.200 en febrero, logró recuperarse rápidamente. En los 10 días anteriores al halving, subió un 7 % en promedio, con una cotización que rondó los u$s 8.800, dependiendo del día.

Tras el halving, el precio se incrementó alrededor de un 8%: pasó de u$s 8.600 a u$s 9.100 y empieza a acercarse a la marca de u$s 10.200. Aunque todavía resulta difícil predecir cómo repercutirá el halving en el valor del BTC, se estima que su evolución seguiría un patrón similar al de los dos halving pasados con una tendencia alcista. 

En 2012, la cotización creció de u$s 11 en octubre (un mes antes del halving) a u$s 12 el día del suceso en noviembre. Luego, siguió subiendo hasta alcanzar u$s 1075 en el mismo mes de 2013. En 2016, pasó algo similar: el valor aumentó de u$s 575 en junio (un mes antes del evento) hasta u$s 650 durante el halving de julio. Los precios continuaron en alza al año siguiente hasta llegar a u$s 2.526 el 9 de julio de 2017. 

Cabe destacar que el precio nunca se disparó de forma inmediata. En los halving anteriores, la suba del valor del BTC se dio recién en los meses siguientes. En este sentido, las proyecciones más optimistas calculan un aumento considerable de la cotización: según algunos expertos, se alcanzaría un nuevo récord del precio, cercano a u$s 50.000. 

Esta valorización aceleraría la adopción de cripto en todo el mundo, al presentarse como una opción atractiva en escenarios de incertidumbre como este. Aunque no están exentas de la volatilidad, su valor se conserva más estable y se presentan como un resguardo de valor por sus mejores rendimientos y su modelo deflacionario, ventajas que las destacan de otras divisas.

El combo cuarentena+halving trajo aparejado un mayor volumen de operaciones e interésen el entorno cripto.

Si se tienen en cuenta las consecuencias de los episodios anteriores y el contexto actual de pandemia, las variaciones en el precio del BTC a mediano-largo plazo podrían ser muy positivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *