¿Cómo dar tus primeros pasos en DeFi?

Autor: Diana Aguilar.

Actualmente el término DeFi o finanzas descentralizadas está causando cada vez más impacto en la población como forma de ingresar a la criptoeconomía. No obstante, este puede ser un proceso complicado y vale la pena preguntarnos ¿cómo comenzar a utilizar DeFi?

Conoce CeFi

Un concepto importante que debemos conocer primero son las finanzas centralizadas o CeFi. Aunque suene como un término nuevo, las CeFi han estado entre nosotros por años. Estamos hablando de empresas centralizadas, las cuales llevan los fondos de sus usuarios hacia un entorno completamente digital.

¿No te suena? Un ejemplo básico para imaginarnos su funcionamiento son compañías como Ualá o Mercadopago, las cuales operan exclusivamente desde una aplicación de celular y son independientes de otras instituciones financieras.

No obstante, una diferencia entre el término CeFi y los servicios que operan de forma similar a los bancos es que las compañías que pertenecen a esta rama aún más alta en el desarrollo de servicios financieros, mezclan el mundo financiero tradicional con las criptomonedas. Así que por definición, CeFi son empresas centralizadas que manejan fondos en criptomonedas. Como ejemplo, Buenbit se define como una empresa CeFi, ya que de manera centralizada combina las finanzas tradicionales con las criptomonedas.

Estos productos y servicios financieros digitales se ubican dentro de la rama FinTech o de tecnologías financieras y conforman la mayor parte de este campo.

Existen diferentes tipos de CeFi de los que podemos elegir para comenzar a tener experiencia en el uso de criptomonedas y tokens. Entre los servicios que podemos encontrar están los exchanges o plataformas de intercambio centralizados, criptobancos, plataformas de lending, mercados predictivos y carteras electrónicas.

Haz un presupuesto

Antes de comenzar a experimentar con tus fondos en DeFi, debemos hacer una aclaratoria: al ser un ecosistema que se mueve en una red independiente, Ethereum, los costes derivados de nuestras transacciones y procesos varían. Es importante crear un presupuesto de lo que estamos dispuestos a utilizar para convertir nuestros fondos a criptomonedas y tokens que podamos comprar y mover en plataformas DeFi.

Por ejemplo, un primer gasto con el que nos encontramos, similar a cualquier operación financiera, son las comisiones. En Ethereum y todo su ecosistema, estas comisiones son medidas en un elemento llamado “gwei” el cual sencillamente representa una porción menor a 1 ETH o ether. El ether es la medida de valor usada en esta red, y su conversión a dólares se hace muy fácil.

Digamos que queremos comprar Ether, DAI o alguna criptomoneda o token popular en una plataforma DeFi para empezar a mover nuestros fondos. Actualmente, una transacción en la red de Ethereum cuesta un mínimo de 6 USD o 177 gwei y un máximo de 7.52 USD o 196 gwei. Dependiendo de qué tipo de servicio utilicemos, veremos una variación en las comisiones que deberemos pagar por mover nuestros fondos entre cada plataforma. Al organizar nuestro presupuesto, podremos comenzar a experimentar de forma segura con estas herramientas y ver su impacto como alternativas financieras.

Elige tu cartera

El ecosistema DeFi es muy nutrido, con muchas diferentes opciones de productos y servicios. No obstante, como es el caso para todo servicio financiero, lo primero que necesitamos es un sitio donde depositar nuestros fondos y en el caso del mundo de las criptomonedas, usaremos una aplicación de cartera.

En DeFi existen aplicaciones diversas para resguardar fondos derivados de Ethereum, como Metamask, Trust Wallet, Argent, entre otras. Lo primero que haremos es descargar cualquiera de estas aplicaciones, cargarlas con ether (ETH) y comenzar cualquier proceso que queramos.

Si quieres aprender más sobre billeteras o wallets de criptomonedas, te invitamos a escuchar el BuenPodcast episodio 1, en donde evaluamos los pasos a seguir para elegir tu mejor wallet. También podés escucharlo en Spotify y Google Podcast.

Selecciona un protocolo

Esta parte puede sonar un poco complicada, pero es fundamental para comenzar a utilizar DeFi. Este campo se compone de protocolos y servicios que conforman un sistema financiero descentralizado. Puesto de forma sencilla, un protocolo es un sistema desarrollado para ofrecer un servicio. De ahí partimos para hablar sobre los diferentes tipos de protocolos en DeFi, los cuales ofrecen servicios financieros de todo tipo desde diferentes plataformas.

Por ejemplo, protocolos como Aave y Uniswap son desarrollados para ofrecer servicios desde sus propias plataformas, con la capacidad de proveer servicios y productos financieros, incluyendo la compra y venta de criptomonedas. 

Igualmente estos servicios varían en su nivel de complejidad dependiendo de las necesidades y el conocimiento del usuario, así que es recomendable comenzar con protocolos sencillos, como es el caso de Compound.

Planifica tu ahorro e inversión

Finalmente, una de las cosas más importantes para sacarle el máximo provecho a DeFi es planificar nuestro rendimiento con estas herramientas. Al contrario del resto del mercado volátil de criptomonedas, el ecosistema DeFi provee opciones para ahorro a través de las stablecoins o monedas estables, como DAI y USDT.

En el caso de DAI, esta es una de las monedas favoritas para ahorristas. Como ya hemos mencionado anteriormente, el uso de DAI como método de ahorro resuelve problemas derivados de la devaluación constante del dólar. Para el uso de otras herramientas para inversión, es esencial mantenernos informados y partir de la premisa de de solo invertir lo que estamos dispuestos a perder.

Una forma de estar al tanto de lo que pasa en este ecosistema en constante evolución es participar en comunidades confiables y dedicadas a este campo, como la comunidad de Buenbit, la cual ya lleva dos años creciendo con el público argentino e hispanohablante en general.