Billeteras físicas: qué opciones hay y cuándo conviene invertir en una

¿Quién no desearía haber invertido en Bitcoin antes, allá por el 2010? La idea de volver en el tiempo para comprar bitcoins es recurrente en cualquier charla, pero pocas veces se habla de qué tan difícil hubiese sido holdear hasta el día de hoy. Antes, realmente tenías que hacerte cargo de tus claves, ahora, existen las billeteras físicas.

Seguridad para todos

A diferencia del sistema tradicional, Bitcoin no propone una nueva generación de bancos que guarden los fondos de sus clientes, sino un ecosistema sin bancos, donde cada individuo ─o máquina─ sea dueño de su propio dinero. Este “sueño bitcoiner” implica resolver grandes desafíos, especialmente en el ámbito de la experiencia de usuario. Este modelo de independencia financiera implica que cada persona va a tener que hacerse cargo de cuidar sus bitcoins o criptomonedas de la mejor manera posible.

Es ilógico esperar que todos los usuarios sean técnicos y especialistas en criptomonedas. Es por esto que en 2011 dos programadores checos, Pavol “Stick” Rusnák y Marek “Slush” Palatinus, empezaron a desarrollar una solución para que cualquiera pueda guardar sus bitcoins de forma segura y sin confiar en terceros. La idea era simple: crear una pequeña computadora cuyo único propósito sea mantener las llaves privadas en un ambiente aislado. Hoy son lo que conocemos como hardware wallets o billeteras físicas.

En este contexto donde cada uno es responsable de sus propios fondos, contar con infraestructura dedicada para este propósito resulta clave, aún cuando teniendo en cuenta los precios de hoy, el valor de los equipos “no se justifique”. Toda persona que decida holdear criptomonedas debería considerar invertir en su seguridad. Recordemos que algunos años muchas personas descuidaron sus claves privadas al ver que apenas representaban unos cuantos dólares. Hoy, estos mismos sujetos, se están arrepintiendo ya que sus pérdidas se volvieron millonarias. No se debe tener en cuenta la seguridad en las condiciones presentes, sino futuras.

¿Comprar o cuál comprar?

Hay tres grandes proveedores de hardware wallets en el mercado: Trezor, la empresa fundada por los checos; Ledger y KeepKey.

Trezor tiene dos modelos, el Trezor One original y el nuevo Model T. En el rango de precios se ubica en el medio y es la solución con mayor trayectoria. Básicamente, ellos inventaron esta categoría de gadgets. Ambos modelos permiten generar direcciones de Bitcoin y también soportan otras criptomonedas como Dash, Litecoin, Ethereum y, gracias a una integración con sus billeteras, todos sus tokens, incluido DAI. La principal diferencia entre los modelos es que el Model T tiene una pantalla táctil LCD, que permite interactuar más fácilmente con el dispositivo y evitar ingresar datos en la computadora.

Ledger por su parte es conocido por su Ledger Nano S, una pequeña billetera con forma de pendrive que cuenta, al igual que Trezor, con una pequeña pantalla y botones para confirmar transacciones e interactuar con el dispositivo. Este es más barato y soporta una amplia variedad de más de 40 criptomonedas.

Por último, KeepKey es el nuevo jugador del mercado y su producto es el más grande. Esto hace que no sea la mejor opción para quienes quieren una billetera portátil. Pero puede ser una opción en caso de que se quiera guardar una criptomoneda que los anteriores no soportan.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones