A 3 años del primer DAI: te contamos su historia

Allá por marzo de 2015, Rune Christensen, uno de los fundadores de la fundación Maker, compartió en la red social Reddit su idea de un “dólar digital”. En su post, explicó un concepto revolucionario: el de una criptomoneda descentralizada con prácticamente nula volatilidad

Después de casi seis años de aquel post, y a exactamente tres años del lanzamiento oficial de la primera versión de DAI, hoy podemos decir que se ha consolidado con una circulación de más de mil millones y que ha tenido un 2020 de pleno crecimiento en cuanto a su adopción.

La aparición de DAI fue revolucionaria porque brindó la posibilidad, a cualquier persona que lo deseara, de emitir un activo digital con una cotización ligada al dólar estadounidense sin intermediarios ni controles por parte de un gobierno o banco central.

El único requisito para emitir DAI es dejar un depósito de otro activo digital a modo de respaldo, más comúnmente llamado colateral. Y el hecho de que en la actualidad haya más de mil millones en circulación es una muestra cabal de la validación de personas de todo el mundo que han descubierto en esta stablecoin más oportunidades y más control sobre sus finanzas.

Fue hace tres años que se realizó la primera votación en el protocolo de MakerDAO, y en la que los poseedores de su token de gobernanza MKR decidieron activar el sistema único de colateralidad DAI, para emitir una stablecoin por aquel entonces llamada SAI, la primera versión.

(Para entender qué es una DAO y qué es un token de gobernanza, podés visitar este link).

La clave del respaldo de DAI

El sistema único de colateralidad refiere a que al comienzo solamente ETH era aceptado como depósito para emitir DAI. Como MakerDAO fue construida sobre la blockchain Ethereum, se decidió en un principio aceptar sólo la criptomoneda nativa, el ETH, como respaldo para su emisión. Así, la primera transacción fue realizada el 18 de diciembre de 2017 y se puede corroborar aquí.

La respuesta del ecosistema cripto a la propuesta de Maker fue muy positiva, de a poco DAI fue ganando terreno. Con su adopción en aumento de manera constante, MakerDAO se volvió una plataforma más robusta que permitió impulsar un cambio para volver al DAI más fuerte y a su vez más flexible: la multicolateralidad.

En noviembre de 2019, los poseedores de MKR votaron para modificar el sistema por el cual se respalda la emisión de DAI y así aceptar distintos colaterales. De esa manera, se allanó el camino hacia una stablecoin tal y como la conocemos hoy en día.

Su multicolateralidad fue pensada como un sistema para ayudar a diversificar el riesgo del respaldo de DAI alojado en la tecnología blockchain, sin intermediarios, y permitiendo así, que las empresas y las personas de todo el mundo noten las ventajas del dinero digital sin las restricciones de las finanzas tradicionales.

Vale aclarar que dicha multicolateralidad estaba planificada desde el comienzo, pero para poder ser implementada era necesario primero que la comunidad se involucrase más en la gobernanza de la DAO, para tomar decisiones acerca de qué podría ser considerado colateral, definir porcentajes, tarifas, etc.

Es decir, el pasaje del SAI al DAI no fue una evolución improvisada sino que SAI fue un primer prototipo de pruebas para llegar al DAI.

Por eso es que aquella votación, además de marcar un hito en la historia de DAI, también significó el comienzo de una nueva etapa en la gobernanza de MakerDAO, porque se generó mucha más participación en su comunidad y porque cientos de proyectos han integrado DAI a sus aplicaciones o servicios.

De hecho, hoy el protocolo Maker es considerado una de las aplicaciones de finanzas descentralizadas (DeFi) más exitosas, y avanza hacia una nueva y emocionante etapa de descentralización total.

Futuro prometedor

La fundación Maker sentó las bases para que en el futuro MakerDAO sea gobernada en su totalidad por sus participantes. Esto hace que DAI, además de ya ser un activo digital descentralizado, pase a funcionar y ser desarrollado en un cien por ciento por sus propios usuarios. Y al tener una paridad con el dólar estadounidense, seguirá siendo capaz de brindar muchos beneficios y una amplia gama de usos que otras criptomonedas no tienen por su volatilidad.

Dentro de las proyecciones a futuro, se espera que la plataforma siga trabajando en generar más cantidad de DAI como lo ha hecho hasta el momento. La demanda está en pleno crecimiento y se necesita trabajar en generar nuevas oportunidades para generar y utilizar DAI.

Las perspectivas de adopción deben apuntar a más integraciones con otros proyectos para en algún momento llegar al objetivo final, y es que DAI se consolide como unidad de cambio, que cualquier comercio la acepte para comprar bienes y servicios y así lograr masividad.

¡Te invitamos a escuchar nuestro BuenPodcast episodio 9! Con Gonzalo Balabasquer, Blockchain Engineer en MakerDAO, hablamos sobre la experiencia de trabajar en el desarrollo de DAI, y sus visiones a futuro.

Hay mucho terreno por conquistar para todo el ecosistema cripto en general, y DAI por sus características, por su paridad con el dólar, constituye un puente con el mundo financiero tradicional. Sin ir más lejos, ya es utilizada para remesas internacionales, para atesoramiento e inversión, e incluso para integraciones con tarjetas de crédito/débito Visa y Mastercard.

En el caso particular de Argentina, DAI se ha convertido en la cripto más popular por volúmenes de intercambio debido a las preocupaciones sobre la devaluación del peso, las restricciones a la compra de divisa extranjera y la histórica preferencia de los argentinos por el dólar.

Ante esta necesidad tan clara por parte de los ciudadanos de proteger sus ahorros, el potencial para su adopción es enorme. No sólo tiene todas las ventajas de una criptomoneda descentralizada, sino que además está vinculada a una moneda que los argentinos eligen por naturaleza y esto genera que su adopción sea vista como una manera indirecta de dolarizarse.

El gran desafío estará en generar los incentivos para que a futuro otro tipo de activos se incorporen como colaterales (al momento son 20), no sólo para que siga creciendo su circulación sino también para diversificar el riesgo más allá de los tokens basados en la blockchain de Ethereum.

CategoriesDAI